Innovadores proyectos se presentan en Congreso de Ciencias

Determinar las propiedades antioxidantes de la hoja del maqui y la capacidad purificadora de plantas medicinales en el agua, fueron los dos temas de investigación que ganaron el Primer Congreso Comunal de Ciencias y Tecnología, que se desarrolló en la Universidad de Concepción y que fue organizado por la Dirección de Educación Municipal angelina y esta casa de estudios superiores.

En el Congreso, que tuvo por objetivo fomentar las ciencias en edades tempranas, desarrollando habilidades en los niños y jóvenes, participaron nueve proyectos pertenecientes a alumnos de enseñanza básica y media y destacó el carácter innovador de las iniciativas.

El proyecto vencedor en la categoría Educación Básica fue “Aristotelia chilensis (maqui): ¿Hojas o frutos?”, de la escuela Manuel Blanco Encalada. Catalina Álvarez, de 5º básico, es una de las alumnas participantes, quien compartió su experiencia. “Aprendí que el maqui tiene muchas capacidades antioxidantes, que puede curar heridas y enfermedades y que tenemos que dejar de desperdiciar la hoja. También me sentí emocionada al hacer el proyecto con mis compañeros, porque nunca había hecho algo así”, señala.

Su compañera, Susjeykell Oliveros, agregó que esta fue una experiencia única. “Pude compartir un poco más con mis compañeros e investigar sobre esta planta tan importante que se debe dar a conocer a nivel mundial. Esto fue fantástico y nunca creí que podríamos ganar”, sostuvo.

En la categoría Enseñanza Media, resultó vencedor el proyecto “Efecto de las plantas medicinales en el mejoramiento de la calidad del agua”, del Colegio Don Orione. Uno de los integrantes de este grupo, James Pavez, habló de su motivación para participar en el Congreso. “Cuando me dijeron que iba a participar en el proyecto, me enfoqué en que, aunque no ganara, iba a dar el 100% de mí. Traté de cada vez que estudiábamos y avanzábamos, poner lo que más podía. Nunca vine con la intención de sacar el primer lugar, sino de participar”, indicó.

Finalmente, el profesor del área de biotecnología de la Universidad de Concepción, Carlos Schneider, quien asesora al grupo de la escuela Manuel Blanco Encalada, comentó cómo ha sido el trabajo con ellos. “Los estudiantes tienen la oportunidad de conocer un laboratorio de la UdeC, conocer los equipos, cómo se mide el efecto antioxidante, cómo se obtiene un extracto, cómo se saca el solvente de un extracto y de esa forma, determinar la concentración con la cual se obtiene el efecto antioxidante…fue grato ver a niños pequeños interesados en un tema científico”, comentó.

Los demás proyectos participantes fueron: “Regeneración natural al servicio del ser humano”, de la escuela Chacayal Sur; “Por qué el canelo es el árbol sagrado mapuche” de la escuela El Peral; “Ayudando a la conservación del loro choroy y cachaña” de la escuela La Capilla; “Actividad antagónica de bacterias gram negativas frente a agentes patógenos del trigo” del liceo Coeducacional; “Recuperación de suelo degradado por medio de proceso de compostaje” del liceo Llano Blanco; “Un nuevo aliado para la alimentación saludable: el mijo” de la escuela 21 de Mayo y “Cobre: ¿Verdugo de microorganismos?” del liceo Santa Fe.

Este primer congreso nace como una acción de la recientemente creada Red de Ciencias y Tecnología Escolar de la DAEM que trabaja con un grupo de docentes del área científica, capacitándolos y apoyándolos en la elaboración de proyectos, iniciativas innovadoras y práctica del método científico. De esta forma, hoy 20 escuelas y liceos la conforman y se ha realizado una alianza con la Universidad de Concepción, gracias a la cual, los profesores son permanentemente asesorados por académicos universitarios que se desempeñan en el campo de la investigación.

Asimismo, la casa de estudios superiores, a través de su directora general de campus, Helen Díaz, puso a disposición de los alumnos de la red sus laboratorios, a fin de que puedan desarrollar sus proyectos de investigación y clases prácticas.