Devuelven a su hábitat a monito del monte en Parque Laguna del Laja

En su hábitat natural en el Parque Laguna del Laja fue liberado un ejemplar de monito del monte (Dromiciops gliroides) por funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), luego que fuera encontrado por una vecina en dependencias del Rancho Las Araucarías, en el sector Tinajón de la comuna de Quilleco.

Este rescate se logró gracias al aviso oportuno de una vecina del sector que llamó al SAG informando esta situación, lo que nos permitió coordinar su pronto rescate, evaluación y liberación en su medio natural”, destacó Iván Ramírez, Director Regional (s) del SAG de Bío Bío. Por ello llamó a la ciudadanía a informar al SAG en caso de encontrar ejemplares de fauna silvestre heridos o fuera de su hábitat, con el fin de evaluarlos y retornarlos a su medio natural, pues la manipulación inadecuada les provoca un grave daño. Asimismo, indicó que en caso de avistamientos de ejemplares de fauna silvestre solicitó a la comunidad a dejarlos retornar a su hábitat.

Por su parte Alberto Bordeu, jefe del Departamento de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF Bío Bío, indicó que “el SAG, coordinado con CONAF, realizó la liberación de un ejemplar del marsupial nativo monito del monte en un área boscosa del Parque Nacional Laguna del Laja. De esta forma se da acogida en un ambiente natural protegido a este pequeño marsupial chileno, cumpliendo así uno de los objetivos del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado, que es preservar la diversidad biológica natural del país”.

El monito del monte es una especie endémica y único representante viviente del orden Microbiotheria, un orden ancestral de los marsupiales que está catalogada como rara y beneficiosa para la actividad silvoagropecuaria. Se distingue fácilmente, por un pelaje muy denso y suave, con colores pardos sobre la frente. Alrededor de los ojos se dispone una máscara de pelos muy oscuros, casi negruzcos y una densa cubierta de pelos en la cola. Nacen en camadas y tienen de 1 a 4 crías al año. Las hembras alcanzan su madurez sexual al segundo año de vida. Se alimenta principalmente de larvas de insectos y crisálidas de polillas y mariposas.