CONAF entregó más de 60 árboles nativos a escuela de lenguaje de Mulchén

Los más de 50 alumnos que asisten a la escuela de lenguaje El Cerecito, en la comuna de Mulchén, se comprometieron a cuidar y velar por el crecimiento de los sesenta y dos árboles nativos que recientemente donó la Corporación Nacional Forestal, CONAF, a dicho establecimiento, en el marco de su programa de Arborización y de Educación Ambiental.

Esta donación se realizó durante una ceremonia organizada por la escuela y que bajo el lema “Plantar un árbol es crear vida” busca fomentar la arborización de especies nativas en la comuna, promover el papel fundamental de las comunidades y las personas en el cambio de actitudes responsables hacia su entorno natural, el cuidado de la flora y fauna, y sensibilizar a los niños en materias relacionadas a la prevención de los incendios forestales.

El Jefe Provincial (i) de CONAF Biobío, Miguel Ángel Muñoz, indicó que “como Corporación buscamos fomentar en los niños nuevos patrones de comportamiento, a través del conocimiento del medio ambiente y sus elementos vivos y no vivos, junto con el desarrollo de valores relacionados con la protección de la naturaleza y la prevención de los incendios. Estos son los ejes de nuestro Programa de Educación Ambiental el cual considera, además, las acciones que desarrollamos en materias de arborización. Es por eso que visitamos esta escuela junto a Forestin, nuestro símbolo institucional, para apoyar la labor educativa especial que aquí se está desarrollando, aportando con árboles nativos que, sin duda, serán un elemento de apoyo en el crecimiento de estos niños”.

Tras la ceremonia, en la cual participaron también representantes de Carabineros, dirigentes vecinales y apoderados, se plantó de manera simbólica un canelo. El resto de los árboles donados, de especies nativas como quillay, luma y maitén, además de liquidámbar, especie exótica, serán plantados durante la semana por los propios niños, como parte de sus clases de ciencias.