Presidente regional del Partido Radical defiende posición del “desvinculado” Marcelino Rivera.

En la jornada del viernes, en su visita a Bío Bío, el intendente Ulloa junto a la Gobernadora Browne informaron la desvinculación del ex jefe de gabinete de Barceló, Marcelino Rivera. Sin embargo, ante la pregunta de la prensa si sería indemnizado la Gobernadora respondió que eso es tema del gobierno.

La situación anterior provocó divesas reacciones en el mundo político. Una de ellas, del presidente del Partido Radical Social Demócrata, Javier Belloy, quien señaló a Bio Red Noticias que la posición correcta es que si se quiere prescindir de él o cualquier otro funcionario debe ser cumpleindo con la ley.

Belloy indicó que “Es necesario que la comunidad sepa que el peor empleador que existe en el país es efectivamente el estado. Es el único que tiene empleados con boletas a honorarios durane años. Es el único que tiene empleados a plazo fijo que no suman años y muy pocos de planta. Es más, la ley dice que la mayoría debe ser de planta, pero como es el estado el que hace las leyes, no las cumple. Respecto a todos los funcionarios públicos que son a contrata hasta diciembre. Si este gobierno los quiere despedir, hechar, desvincular, o como quiera llamarle, que pague lo que tiene que pagar.

Belloy continuó dicendo que eso si es un trato igualitario y con el cual se cumple la ley laboral.

El otrora consejero regional continuó señalando que “Si aquí hay alguien que quiere evadir la ley laboral es el gobierno. Y utiliza el alrgumento de que esta gente se queda, que personas que estaban trabajando en el gobierno pasado, siguen trabajando en el gobierno actual, aludiendo temas eticos y valoricos. Pero si lo que creen que corresponde es que no sigan trabajando y que personas afines a sus ideas deben ocupar esos cargos, pues despidanlos, paguenles lo que les corresponde y listo”.

El presidente regional del PR fue más allá en defensa del ex jefe de gabinete de la gobernación, señalando: “Pero por favor, que esto no signifique poner en la plaza pública para ser degollado, una persona que lo único que corresponde es despedirlo bajo las normas legales y eso corre para todos. Nosotros en la nueva mayoría vamos a defender a cada uno de los funcionarios públicos que están trabajando, que tienen contrato, ya sea hasta diciembre o que están de planta para que sigan en sus puestos. Si ellos desean renunciar es su determinación, pero si este gobierno desea cambiarlos, que pague las indemnizaciones correspondientes pues están en su derecho”, concluyó.