Avanzar hacia la integración cultural en seguridad

Como gremio, estamos conscientes de que nuestra actividad conlleva riesgos. Y por lo mismo asumimos como un imperativo ético insoslayable proteger a nuestros trabajadores y garantizarles óptimas condiciones de seguridad para sus labores. Al brindarles condiciones seguras, no tan sólo evitamos el cero daño, sino que, también, nos comprometemos con su familia, hijos, padres y con la sociedad en su conjunto.

Por ello y en pos de este objetivo, hemos impulsado diversas iniciativas y campañas con el fin de crear una cultura de seguridad que permita avanzar hacia el cero daño, fomentar el autocuidado y la protección efectiva de la salud y la vida de nuestros colaboradores; donde además, hoy, nos enfrentamos un desafío mucho mayor como es la integración cultural a la que debemos responder con eficiencia y responsabilidad.

El aumento de ciudadanos extranjeros que llegan a nuestras ciudades; quienes en un gran porcentaje no dominan nuestro idioma y ante la necesidad de adquirir un trabajo por lo general asienten a todo, incluso sin entender la totalidad de las indicaciones y procedimientos de trabajo, nos obliga repensar cómo estamos actuando, pues si él se accidenta ¿quién es el responsable?.

De esta forma, en la Cámara Chilena de la Construcción, a través de la comisión de prevención de riesgos, hemos puesto en la palestra este tema invitando a reflexionar a los líderes de las empresas: ¿qué está haciendo tu empresa para dar a entender claramente las indicaciones a todos sus trabajadores?, ¿qué haces para colaborar con el correcto entendimiento de las indicaciones hacia ellos?.

Cabe recordar que los líderes no transan la seguridad, sino que la potencian constantemente y ponerse en el lugar de sus trabajadores, conocer los riesgos de sus labores diarias y gestionar su seguridad, es fundamental. Muchos dirán “son ellos los que deben adaptarse, no nosotros”; sin embargo, la responsabilidad siempre será del empresario, legal y éticamente, por ello, la seguridad debe ser un valor intransable en la organización y en los proyectos.

De esta manera, debemos adecuar nuestros procedimientos, implementar manuales o una guía clara de trabajos básicos en obras de construcción en su idioma. Las medidas preventivas producen confianza cuando todos las conocen y saben cómo funcionan, no hay que olvidar que trabajadores sanos y seguros tienen más posibilidades de estar motivados, satisfechos en el trabajo y contribuirán positivamente a la generación de valor; donde todos, sin exclusión deben estar considerados.

Pablo Godoy Lagos
Presidente Comisión Prevención de Riesgos
CChC Los Ángeles