Harboe a Piñera: “Si quiere generar acuerdos, empecemos por el Tribunal Constitucional”

Nuevamente el Tribunal Constitucional está excediendo sus funciones”, sentenció el senador Felipe Harboe ante el fallo  del Tribunal Constitucional que decretó inconstitucional el artículo 63 del proyecto de reforma a la ley de educación superior,  que buscaba prohibir el lucro en las universidades y centros de formación técnica.

Frente a esta situación, el parlamentario PPD reiteró la necesidad de que el Ejecutivo envíe un proyecto de ley que limite las funciones del tribunal, “porque está provocando un daño gravísimo a la institucionalidad, tanto al rol del Congreso Nacional como también al del Poder Judicial”, señaló.

No es aceptable que exista una institución designada que altere las mayorías ciudadanas y pase por sobre facultades que no le corresponden. Si queremos respetar la democracia debemos terminar con esta anomalía institucional”, expresó Harboe.

Si el Presidente quiere de verdad llegar a acuerdos, partamos por reformar el Tribunal Constitucional aquí y ahora. Nosotros pondremos los votos para cambiar esa institución y velar por el respeto de la democracia y sus instituciones”, expuso el legislador, representante de las regiones del Ñuble y Biobío.

Hoy es perfectamente predecible la conducta de los ministros del Tribunal Constitucional y sus fallos en atención a sus concepciones ideológicas, lo que degrada el rol de la institución. El Tribunal Constitucional es una institución importante, pero hoy está exacerbando sus atribuciones”, agregó el senador.

Limitar el TC

Dentro de las medidas que el parlamentario estimó necesarias para el correcto funcionamiento del Tribunal Constitucional, planteó la necesidad de exigir expertiz en los ministros, puesto que en la actualidad no todos la poseen, además de establecer un sistema de remoción distinto  al actual como también disminuir sus facultades.

En este sentido, el senador Harboe ejemplificó con la posibilidad de “devolver el recurso de inaplicabilidad por inconstitucionalidad a la Corte Suprema, limitar el control preventivo al requerimiento de un número de parlamentarios y no de oficio, incorporar ciertas inhabilidades y causales de recusación, prohibir audiencias públicas y crear un sistema de remoción por abandono de deberes o algún otro tipo de causal. Estamos estudiando todas estas variables”, expuso.