Operación Renta y Reforma Tributaria

La Operación Renta 2018 es la primera en plena vigencia de la Reforma Tributaria, con significativos cambios que preocupan a empresas y personas naturales. Además, debuta la aplicación de dos sistemas para el pago de impuesto que afectan a las empresas: el de Renta Atribuida, conocido como 14 A, que consiste en un régimen general de tributación en que los dueños de las empresas deberán tributar en el mismo ejercicio por la totalidad de las rentas que generen, independiente de las utilidades que retiren; y el Semi Integrado, o 14 B, en el que los dueños de las empresas deben tributar sobre la base de los retiros efectivos de utilidad. Aquí, a diferencia del régimen anterior, los socios, accionistas o comuneros tendrán derecho a imputar como crédito un 65% del impuesto de primera categoría pagado por la empresa respectiva, en circunstancias que en el sistema Renta Atribuida es del 100%.

Si bien este escenario tributario está orientado a cambios en las empresas más que en las personas naturales, los propietarios de empresas si se verán afectados, especialmente por el castigo de créditos que provengan de empresas acogidas al régimen Semi Integrado y, en el caso que participen en empresas acogidas al régimen de Renta Atribuida, tributarán aun cuando no retiren dineros de las empresas.

Si vienen cambios, como ha esbozado la autoridad, se requieren en el fondo y la forma de recaudar los impuestos. En la medida que la determinación del impuesto sea más simple, su aplicabilidad se vuelve más transparente, la probabilidad de error disminuye y ganamos todos: el contribuyente podrá declarar en forma más expedita y el SII requerirá menor tiempo de fiscalización.


Guillermo Fuentes
Director Escuela de Contabilidad y Auditoría
Universidad Central