Hospitales de Santa Bárbara, Nacimiento y Yumbel presentan su cuenta púbica

Destacando los importantes avances entre las que resaltan la conformación de equipos clínicos aumentando en dotación y cobertura son algunas de los puntos con lo que comenzaron esta semana las cuentas públicas de los hospitales de Santa Bárbara, Nacimiento y Yumbel, dando cumpliendo con el ejercicio anual de transparencia de los organismos públicos.

Las actividades contaron con la participación de funcionarios, dirigentes sociales, voluntariados, autoridades comunales y autoridades del Servicio de Salud Biobío, quienes desarrollaron mesas de trabajo para plantear las inquietudes ciudadanas. Lo anterior, en el marco de las Cuentas Públicas Participativas, que incorporan la opinión de la ciudadanía, mediante comentarios a través de un formulario de consultas y también la intervención del Consejo de Desarrollo Hospitalario, que como es habitual los representantes de estos consejos intervinieron en las ceremonias.

En la cuenta pública del Hospital de Santa Bárbara, el director Gonzalo Díaz Riquelme, se refirió al proyecto de normalización del hospital indicando que “durante el año pasado se aprobaron los recursos para la compra del terreno y así avanzar en el desarrollo del diseño del nuevo hospital, tan anhelado sueño de los habitantes de la Unidad Estratégica de Santa Bárbara, Quilaco y Alto Biobío”. Señaló que durante el 2017 el hospital contó con dotación completa de médicos lo que permitió incrementar la disponibilidad de horas médicas, de esta forma estarán preparados para enfrentar la campaña de invierno de este año.

Por otra parte, el encargo de exponer las acciones desarrolladas por el Hospital de la Familia y la Comunidad de Nacimiento fue el director, Gonzalo Zúñiga Vial, quien dio a conocer las gestiones y avances alcanzados durante el pasado año, señalando que son cerca de 24 mil los usuarios inscritos en los registros del hospital que cuentan, según los sectores dispuestos, con atención de sus respectivos equipos de salud. Sin embargo, el establecimiento tiene la responsabilidad – directa e indirectamente – de atender a un total aproximado de 40 mil personas.

En cuanto a la salud dental Zúñiga indicó que “incorporamos el programa Morbilidad del Adulto que nos permitió realizar más de 1.900 prestaciones dentales como exodoncia, destartraje y obturaciones. También atendimos a un importante número de adolescentes con problemas de apiñamiento dental y otros tantos a través del programa Atención Integral a Alumnos de Cuanto Medios. Lo más pequeños no quedaron fuera siendo atendidos bajo el programa Sembrando Sonrisas que por quinto año consecutivo llevamos adelante en nuestro hospital”.

En el caso del Hospital de Yumbel, uno de los hitos del año 2017 destacado por su directora, Ana María Benítez Morales, fue que el recinto quedó según una encuesta aplicada a todos los hospitales del país, en el lugar número 15 a nivel nacional, del buen trato al usuario, siendo este uno de los centros de salud que permanentemente destaca en este ámbito. También se resaltó el trabajo que realiza el recinto con los jóvenes en coordinación con otros servicios públicos y que ha impactado en el descenso del suicidio e intento de suicido adolescente.

Sin lugar a dudas fueron muchas y diversas las prestaciones entregadas por los equipos de profesionales y técnicos de estos hospitales, establecimientos que ostentan la ansiada certificación de Calidad y Seguridad del Paciente, donde sus funcionarios trabajan a diario con el fin de mantener dichos estándares.