CONAF levantó restricción para quemas agrícolas en toda la región

A partir del mes de marzo, los propietarios de predios agrícolas necesitan preparar sus terrenos para la próxima temporada de siembra; y una de los métodos de preparación es el uso del fuego para eliminar residuos vegetales que quedan después de faenas agrícolas. Una forma de regular que las faenas de quema se realicen de manera correcta y sin riesgo de incendio forestal, es que la Corporación Nacional Forestal, CONAF, registra los avisos de quema de cada agricultor, el cual debe acercarse a la oficina provincial que corresponda a su predio. Allí, junto con registrar la faena, se le entregan recomendaciones prácticas para llevar a cabo la faena de manera segura para su predio y para los vecinos.

El jefe de Operaciones del Departamento de Protección contra Incendios Forestales de CONAF, Gonzalo López, explicó que “es importante que los propietarios registren sus avisos, ya que de esta forma, CONAF tendrá información del predio y la ubicación de la faena. Debido a los múltiples impactos que generan las quemas, uno de ellos los riesgos de incendios forestales, es que esta práctica es regulada para minimizarlos. La legislación vigente nos faculta como Corporación, a través de un Decreto Supremo, para regular el uso del fuego en forma segura y sólo como quema controlada”.

En el caso de ejecución de una quema no registrada en las oficinas de CONAF, el profesional precisó que “el propietario de ese predio se arriesga a multas o, incluso, su detención por parte de Carabineros, con quienes estamos coordinados a través del Sistema de Asistencia a Quemas (SAQ) para la fiscalización de estas faenas”.

Otra de las razones por las que es vital este registro ante la Corporación es que si el predio se ubica cerca de una carretera, camino principal o secundario, o también contiguo a zonas de tendidos eléctricos, el organismo puede coordinarse con Carabineros para regular el tránsito que pudiese verse afectado por el humo.

La provincia con mayor registro de quemas en la Región del Biobío es Ñuble, la cual supera el 50% del total regional.

En cuanto al uso del fuego para quemas de desechos forestales, la Corporación ha resuelto levantar la restricción solo para las comunas de Cañete, Contulmo, Los Ángeles, Mulchén, Nacimiento, Negrete, Quilaco, Santa Bárbara y Tirúa.