Remates de ganado bovino volvieron a crecer en las ferias de Biobío

El ganado bovino beneficiado totalizó 6.373 cabezas, siendo inferior en 14,0% con 1.035 cabezas menos en la comparación interanual.

En tanto, la producción de carne en vara totalizó 1.929,9 toneladas, presentando un retroceso de 10,3%, equivalente a 221,1 toneladas menos respecto a igual mes del año anterior.

La producción de carne en vara de ganado bovino regional procesó 1.626,5 toneladas, participando con el 84,3% de la producción de carne regional, mostrando una caída de 13,6%, lo que significó 255,2 toneladas menos en doce meses.

GANADO REMATADO EN FERIAS

Análisis Mensual

En enero de 2018, el ganado rematado regional totalizó 17.075 cabezas, presentando un aumento de 5,8% respecto a igual mes del año anterior.

 

A nivel nacional se remataron 75.545 cabezas de ganado bovino, cifra 1,8% superior en doce meses.

 

La Región del Biobío participó con el 16,2% del total de ganado bovino rematado en ferias del país, ocupando el tercer lugar después de Los Lagos y Aysén, que contribuyeron en conjunto con el 32,6% y La Araucanía con el 26,5%.

 

Los bovinos transados alcanzaron a 12.221 cabezas en la región, presentando un crecimiento de 1,8% respecto a igual mes del año anterior equivalente a 216 cabezas más, luego de registrar tendencia negativa los cinco meses previos.

 

En tanto, las principales categorías de ganado bovino que incidieron positivamente en la comparación interanual fueron: terneros y terneras superior en 908 cabezas (43,6%), otras vacas al aumentar en 262 cabezas (24,2%) y novillos gordos que subieron en 211 cabezas (10,9%).

 

En contrapartida, las categorías que influyeron negativamente, en doce meses: novillos para engorda decrecieron en 727 cabezas (28,9%), vaquillas cayeron en 543 cabezas (19,7%) y bueyes inferior en (30,5%).

 

Por otro lado, se transaron 2.005 cabezas de ovinos, registrando un alza de 68,2%, al rematarse 813 cabezas más respecto a enero de 2017.

 

 

GANADO BENEFICIADO EN MATADEROS

Análisis Mensual

El ganado beneficiado en mataderos de la región totalizó 9.512 cabezas, destacando el ganado bovino como el de mayor concentración, alcanzando a 6.373 cabezas, siendo inferior en 14,0% con 1.035 cabezas menos en la comparación interanual.

 

Por su parte, el ganado bovino beneficiado a nivel nacional anotó un retroceso de 1,7%, equivalente a 1.079 cabezas menos, conducta que se ha presentado desde enero de 2017.

 

Según participación regional, Los Lagos contribuyó con el 30,4%, le sigue la Región de La Araucanía con el 18,9%, y la Metropolitana participó con el 15,9%. En tanto la Región del Biobío ocupó el quinto lugar con el 10,1% del total.

Las principales categorías que influyeron negativamente en la comparación interanual fueron: vacas gordas con 713 cabezas menos (49,5%), vaquillas (18,4%) y bueyes (47,0%).

En cambio, las categorías de bovinos que incidieron positivamente, suavizando la caída en doce meses fueron: novillos (4,6%), con 152 cabezas adicionales y vacas carnaza (11,7%).

Los porcinos fueron la segunda especie de ganado beneficiado al contabilizar 2.284 unidades, mostrando aumento de 22,3%, siendo mayor en 416 cabezas en doce meses.

PRODUCCION DE CARNE EN VARA EN MATADEROS

Análisis Mensual

La producción de carne en vara en enero de 2018 totalizó 1.929,9 toneladas, presentando un retroceso de 10,3%, equivalente a 221,1 toneladas menos en la comparación interanual.

 

La Región del Biobío participó con el 9,6% de la producción nacional de carne en vara bovina, que procesó 16.962,5 toneladas, siendo la Región de Los Lagos la que presentó mayor participación con el 30,0%, seguido de La Araucanía que aportó el 19,0%.

La producción de carne en vara de ganado bovino regional alcanzó a 1.626,5 toneladas, participando con el 84,3% de la producción de carne regional, mostrando una caída de 13,6%, lo que significó 255,2 toneladas menos en doce meses.

En tanto, las categorías que influyeron en el decrecimiento de la producción de carne en vara bovina en la comparación interanual fueron: vacas gordas con una disminución de 45,5%, equivalente a 175,4 toneladas menos, vaquillas con merma de 19,4%, al presentar 80,1 toneladas menos y bueyes (51,2%) con 47,4 toneladas menos.

En cambio, las categorías que incidieron positivamente, suavizando la disminución de la producción de carne bovina fueron: novillos (5,8%), anotando 49,8 toneladas más y vacas carnaza (19,7%), con 9,3 toneladas adicionales respecto a igual mes del año anterior.

La carne porcina fue la segunda especie con mayor volumen de producción, totalizando 204,3 toneladas, mostrando un alza de 18,1% en doce meses.