Maria Teresa Browne asumió como gobernadora de Biobío, tras polémica bajada de Fuentes

Tras la ceremonia protocolar del cambio de mando provincial, la nueva gobernadora dijo no haber hablado con Cristian Fuentes, quien sólo el sábado decidió dar un paso al costado ante las presiones por su nombramiento.

La ceremonia fue organizada por el equipo saliente, quizás por eso, se resaltó una vez más el espíritu republicano del gobernador saliente.

Barceló y su legado

Las primeras palabras del gobernador saliente para la gobernadora entrante fueron de carácter personal, Barceló recordó a Browne que por su cargo deberá priorizar el servicio público, antes que la familia.

Luego de un relajado discurso, y sin dar consejos habló del legado en materia educacional que deja Bachelet, de las reuniones que debewrá sostener periodicamente con las policías y de temas de infraestructura y economía como son las autopistas, el Paso Internacional Pichachén y el aeropuerto entre otros.

La llegada de Browne

Sólo el sábado se supo que se bajaba Cristian Fuentes y que en su lugar asumía María Teresa Browne. Una mujer de trabajo social profundo y cercana a RN y a su diputado Cristóbal Urruticoechea.

En la ceremonia sólo leyó un texto cuyos puntos centrales fueron seguir el legado de Barceló atendiendo a todos los que lo necesiten y, por cierto, cumplir con el plan de gobierno del Presidente, Sebastián Piñera.

Temas fuertes

Dos temas fuertes deberá enfrentar la gobernadora de Biobío, el primero el de la migración y el segundo el del conflicto indígena en la Cordillera.

Sobre este último no supo definir como se trabajará el tema y no logró aclarar si considera que se trata de ataques incendiarios o ataques terroristas.