Conoce las razones que ubican a Los Ángeles entre las 10 mejores ciudades de Chile

 

Resultados de un estudio de GFK Adimark, sitúan a Los Ángeles dentro de las diez ciudades con mejor calidad de vida a nivel nacional, lo que la transforma en un lugar que reúne un sinnúmero de condiciones para sus habitantes.

El análisis, realizado en 2017, evaluó a sus ciudadanos en distintas variables como seguridad, áreas verdes, salud, educación, entretención, trabajo, contaminación, tráfico automovilístico, precios, productos disponibles y medios de transporte.

¿Qué factores podrían haber incidido en que Los Ángeles haya sido considerada dentro del “Top Ten” del ranking de ciudades con mejor calidad de vida?

El Director de la carrera de Psicología de Santo Tomás Los Ángeles, Jaime Aedo, detalló algunos de los factores que podrían explicar las razones que hacen que la capital provincial de Biobío sea una de las mejores en este sentido.

Aedo explicó que en el ámbito de las ciencias sociales se han descrito dos componentes que determinan la calidad de vida: el objetivo y el subjetivo.

El primero de ellos, en el que se enfoca la encuesta de ADIMARK, tiene que ver con el acceso a la educación, la cultura, la salud, áreas verdes, acceso a la seguridad y ambiente libre de contaminación, entre otros aspectos. “En la medida en que las personas estén en un entorno que les provea y cubra esas necesidades materiales, la calidad de vida tenderá a mejorar y eso podría estar sucediendo en Los Ángeles. El resultado de la encuesta significaría que, al compararnos con otras ciudades de Chile, presentaríamos buenos indicadores materiales de calidad de vida”, relató el profesional.

El segundo aspecto de la calidad de vida, el subjetivo, considera aspectos que dicen relación a cómo se siente la persona respecto de su experiencia de vida en general, lo que no depende necesariamente de las condiciones materiales que se tengan disponibles “porque podría vivir en una ciudad con mejores servicios del mundo, pero puede que me sienta discriminado, solitario o pasado a llevar en mi dignidad y eso no lo voy a vivir como algo agradable”, expresó el profesional.

Jaime Aedo sostuvo, además, que la buena noticia de este ranking es que, probablemente, las personas se están radicando en Los Ángeles por el acceso a elementos objetivos útiles, al ver -por ejemplo- que la ciudad cuenta con un mayor acceso a la educación y la cultura.

Los Ángeles ha experimentado un interesante proceso de diversificación de ofertas culturales tanto en el ámbito educativo (universidades, institutos, etc.), como en el ámbito artístico, siendo factible disfrutar de espectáculos, bandas, obras teatrales y de un circuito cultural que antes era muy limitado.

El Director de la carrera de Psicología de Santo Tomás Los Ángeles agregó que, con el pasar de los años, Los Ángeles no sólo se ha transformado en un polo de desarrollo comercial y laboral, sino que la salud también ha experimentado un avance en materia de salud.

Así mencionó, “por ejemplo, que la ciudad cuente con un hospital con mucha mejor cobertura y capacidad que hace algunos años atrás, es un factor que bien podría influir en que más personas consideren a la capital provincial de Bio bío como un buen lugar para vivir, incrementando -además- la calidad de vida de sus habitantes”.

Otro factor que podría tener injerencia es el que dice relación con los emprendimientos privados. “La diversificación tanto de la industria como de los servicios ha sido algo de lo cual las personas que vivimos en Los Ángeles nos hemos dado cuenta”, relató Aedo.

Antiguamente, añadió el profesional, era un comercio muy local, muy propio de lo que se observa en ciudades muy pequeñas. En la actualidad, el mercado angelino brinda un mayor acceso a cierta clase de bienes y servicios que antes no estaban disponibles.

Además, a ello hay que agregarle que Los Ángeles es una ciudad amigable en términos de escala; no es necesario que las personas se trasladen, en promedio, 90 minutos diarios para ir y volver del trabajo, como sí lo hace un trabajador que reside en Santiago.

Tampoco tenemos un problema terrible de contaminación, a excepción de lo que es la calefacción a leña en el invierno”, expresó el Director de la carrera de Psicología.

Asimismo, Aedo agregó que las mejoras materiales que la ciudad ha experimentado no aseguran un camino de progreso ilimitado, ya que es muy probable que sin una adecuada planificación territorial se llegue a un punto en el que Los Ángeles comience a presentar problemas similares al de otras grandes ciudades, tales como la saturación de espacios públicos o de circulación, lo que por ejemplo, explica los crecientes atochamientos vehiculares en algunas zonas y horarios.

En término de los aspectos objetivos de la calidad de vida, es muy útil tener un automóvil, pero llega un punto en que -si se ocupa de modo indiscriminado- se hace subjetivamente invivible el hecho de que tengas que estar pegado en un taco varias veces en el día. La calidad de vida es un proceso que implica necesariamente que muchas variables estén en equilibrio”, finalizó el Académico.