CECOSF Villa Los Ríos festejó a usuario que cumplió 100 años de vida

Compartir, conversar y escuchar música ranchera son los principales pasatiempos de Artidoro Pinto Orellana, destacado usuario del CECOSF Villa Los Ríos y del CESFAM Entre Ríos que este 28 de febrero cumplió 100 años de vida.

En ese contexto, el equipo del CECOSF y el programa de Atención Domiciliaria del centro de salud visitaron a este adulto mayor, obsequiándole –precisamente- una celebración que incluyó lo que a él más le gusta.

Artidoro, originario del sector Los Helechos –comuna de Santa Bárbara- y quien hasta pasado los 70 años se desempeñó como maestro palanquero en un aserradero de la zona, goza actualmente de un buen estado de salud general, pese a algunas condiciones crónicas propias de su edad. Emocionado, agradeció el gesto de los funcionarios que lo atienden periódicamente, asistiendo a su domicilio según sus necesidades.

Aún, para la edad que tengo, Dios me ha cuidado. Se llevó a mi esposa, pero quedé yo con mi hija bella. Por eso no me canso de darle gracias a Dios y ahora le doy gracias a todo este grupo que ha venido a levantarme los brazos caídos”.

Su hija Juana Pinto (57) y quien vive con su marido, cumple el rol de cuidadora principal y también valoró la continua preocupación tanto del CECOSF como del CESFAM por el bienestar de su padre.

Muy feliz por haber llegado a los 100 años. Nunca pensé que él llegara a esta altura, imagínese, usted lo ve, él no tiene arruguitas en su cara. Siempre la gente, lo que más le gusta, me dicen ‘su carita estiradita’. Bueno, el cuidado también, el amor que uno le entrega cada día a él”.

Karen Quiroz, enfermera coordinadora del CECOSF, expresó su satisfacción por el éxito de esta actividad que está en la línea de acercar la salud a la comunidad y a los usuarios del establecimiento y también como una forma de presentar un ejemplo de cómo debe ser tratado un adulto mayor, indicó.

La verdad es que por eso también quisimos hacerlo de forma masiva y que la gente pudiera ver esta actividad que estábamos haciendo, porque éste no es un trabajo de nosotros que don Artidoro esté así, éste es un trabajo netamente de la familia. La hija, la señora Juana que es la cuidadora principal, ella se desvive por su papá. La verdad es que para nosotros es súper admirable ver cómo existe este lazo, esta unión familiar que es lo que nosotros queremos incentivar en la gente porque hoy en día los adultos mayores están muy abandonados”.

Este sábado, junto a sus otros 6 hijos y familiares, Artidoro festejará como corresponde este bien llevado centenario de vida.