Aduana regional incautó arma y municiones provenientes de Estados Unidos

El Servicio Nacional de Aduanas en Talcahuano incautó 623 municiones y un arma de fuego que se encontraban ocultas al interior de un container que provenía desde Estados Unidos.

El procedimiento se realizó cuando los fiscalizadores verificaban la carga de un contenedor que llegó hasta el puerto de San Vicente, en Talcahuano, y que declaraba traer artículos de casa pertenecientes a una persona que retornaba al país. En ese momento, y por medio del uso de tecnología no invasiva, los funcionarios de la Dirección Regional de Aduanas de Talcahuano advirtieron formas irregulares en la estructura a través de los rayos x del camión escáner.

Por este motivo, se llevó a cabo el examen físico correspondiente por parte de fiscalizadores de Aduanas, encontrándose varias cajas envueltas en plomo y ocultas al interior del container que no habían sido declaradas, dentro de las cuales se detectaron un total de 499 balas calibre 45 mm, 110 balas 22 mm, 11 balas 38 mm, 3 balas 9 mm y un arma de fuego marca Amadeo Rossi calibre 38 especial, convirtiéndose en uno de los decomisos más importantes para la región durante este 2018.

El Director (s) de la Aduana de Talcahuano, Luis Barrientos, explicó que este hallazgo se concretó mediante el uso de perfiles de riesgo y las herramientas de última tecnología que tiene el Servicio, para detectar todo tipo de artículos que pretenden ser ingresados ilegalmente al país.

El trabajo conjunto entre las Aduanas regionales, coordinados con la Subdirección de Fiscalización y los lineamientos a nivel central, permiten que podamos impedir el ingreso a la región de este tipo de mercancías, para proteger a la ciudadanía de productos que pueden ser riesgosas para quienes las manipulan y que además están prohibidas si no se cuenta con los permisos que correspondan”.

Los artículos encontrados no fueron declarados en su ingreso al país, infringiendo la Ley 17.798 sobre el control de armas y explosivos, por lo que se procedió a incautarlos y hacer la denuncia a la Fiscalía Local, que determinó que las mercancías se entregaran a la Policía de Investigaciones mediante cadena de custodia.