CONAF monitorea fuego forestal que consume bosque nativo en Alto Biobío

Los vecinos de Caiñicú, en Alto Biobío,  acusaron que el fuego comenzó el viernes en la tarde noche, cuando tomaron la fotografía. Además denunciaron que sólo hoy vieron los aviones de CONAF analizando la situación.

Lorenzo Milcao Quiñiñir, llamó a personal municipal el viernes para contar que el fuego comenzó con mucho humo en el bosque de Araucarias de Chod Pehuen, distante a más de un kilómetro de su casa. Acusó  que el fuego afecta a los sectores de San Lorenzo, El Castillo y Quillucura y que los animales de sus vecinos junto a sus árboles sagrados, se estaban quemando.

Pese a los llamados, personal de CONAF pudo sobrevolar hoy el lugar y según fuentes de BioRed este sólo está consumiendo el bosque nativo compuesto por milenario robles, raulíes y coihues, en un sector que es usado para el pastoreo, por lo que no habría peligro de que alcance viviendas.

Pese a ello, la misma fuente afirmó que el lugar (Chod Pehuen)  está repleto de Araucarias o Pehuen, el árbol sagrado de los Pehueche.

Dada la preocupación de los habitantes de la alta cordillera, la CONAF no descartaría sobrevolar el lugar durante la mañana de este martes, cuestión que correspondería a los protocolos de la institución.

El temor de los vecinos, que ya hablan de animales quemados, es que los vientos cordilleranos descontrolen el fuego, por lo que piden la intervención inmediata de las unidades de emergencia y con ello, evitar una tragedia que dañe la flora y fauna del lugar.

Por ahora, los comuneros se organizaron y acudieron al rescate de sus vecinos y sus animales.