Conflicto mapuche marcó misa del Papa en La Araucanía

No es primera vez que un Papa visita La Araucanía (Juan Pablo II, en abril de 1987), pero si es primera vez que lo hace en medio de la agudización de un conflicto entre el pueblo originario y el Estado de Chile.

Por eso y, ante la expectación de feligreses y comunidad, Francisco habló de unidad y respeto a las diferencias.
También recomendó a los chilenos no aniquilar a quienes piensan distinto, reconociendo con ello, los abusos del Estado chileno contra el pueblo mapuche a lo largo de la historia.

En su misa, realizada en el Aeropuerto Maquehue de Padre las Casas, el líder de la iglesia católica en el mundo, reflexionó en torno a la necesidad de terminar con los enfrentamientos, aludiendo así a una de las causas de las divisiones entre los comuneros y los chilenos.

En su homilía, el Papa Francisco, avanzó más allá de la violencia explícita de ambos lados del conflicto, explicando que la vulneración de los acuerdos entre las partes es otra forma de agredir, la que a su juicio, genera además, la frustración.

Como en todos los lugares que visita, el líder espiritual, recibió ofrendas musicales y materiales, además de escuchar las peticiones de los devotos seleccionados por la organización.

Tras su misa en La Araucanía, el Papa abordó su vehículo para trasladarse hasta Temuco.