Oficina de Migración Municipal se prepara para continuar entregando atención de calidad a extranjeros residentes en Los Ángeles

Cada vez son más los migrantes que llegan al país, y un promedio de 10 diariamente a Los Ángeles, buscando mejorar su calidad de vida y más oportunidades, frente a esta realidad y con la intención de acoger sus necesidades apoyándolos socialmente, la Municipalidad ha creado a la Oficina de Atención al Migrante, que opera a través de la Dirección de Desarrollo Comunitario, desde el año pasado. En los últimos 30 años la migración hacia Chile es un fenómeno que ha crecido de forma considerable, la tendencia indica que habrá más migración –quizás un millón de extranjeros el 2020-, siendo cada vez más diversa y planteará nuevos desafíos a la cultura del país. De acuerdo a lo informado por Carolina Soto, encargada de la Oficina de Migrantes, algunos de los principales motivos para salir de sus países de origen, radica en la búsqueda de mejores oportunidades laborales o comerciales; siguiendo a algún familiar; continuar estudios; conocer y experimentar; o porque son perseguidos por su condición, origen o creencias, o quizás huyendo de algunas catástrofe natural, epidemia o necesidades básicas como alimentarse. De acuerdo a cifras entregadas por Extranjería y Migración del Ministerio del Interior, la mayoría de los extranjeros que llegan a Chile tiene entre 20 y 35 años, y son de origen peruano, colombiano, argentino, boliviano, ecuatoriano, venezolano, haitiano, entre otros. Desafortunadamente los escenarios con que se encuentran algunos migrantes no son muy favorables, ya que se enfrentan diariamente con desinformación, soledad, desarraigo, desconfianza y discriminación por su raza y origen. Actualmente, la Oficina de Migración de la Municipalidad de Los Ángeles trabaja desde el enfoque de la inclusión y del respeto de sus derechos, relacionada con su entorno y la cohesión social, a través de intervenciones comunitarias, asimismo, adaptando a la comunidad local hacia la aceptación de la diversidad, atendiendo consultas, brindando orientación jurídica y social a personas y grupos de extranjeros, y también a través del desarrollo de actividades de colaboración y vinculación con instituciones y organizaciones, que promuevan la Inclusión y prevención de actos discriminatorios. En tanto, dentro de los desafíos para este 2018, la Oficina se ha trazado líneas de trabajo tendientes a la creación de una Política local de Migración, que opere con instituciones a través de una instancia intersectorial, la sensibilización de funcionarios municipales y públicos sobre materia de migrantes y vincularlos a estas redes de apoyo (salud, educación); asimismo se trabajará con ellos en cursos de español, conocimiento de sus derechos, regularización de estadías en Chile, talleres de innovación y emprendimiento a fin de vincular a los usuarios a una estructura de oportunidades que les permita habilitarse laboralmente; y también promocionar actividades multiculturales que se desarrollen en la comuna.