“El Punga”, delincuente con más de 100 detenciones a sus 19 años, quedó en prisión preventiva

El día lunes recién pasado se registró un robo al interior del Servipag que se encuentra al interior del supermercado Unimarc que se encuentra ubicado en la Avenida Marconi con Latorre en los Ángeles.

Los autores fueron dos individuos, que sustrajeron cerca de un millón de pesos, además de unas cajetillas de cigarros que sacaron de un negocio que está en ese mismo lugar.

Las  cámaras de seguridad fueron revisadas y uno de los dos individuos fue reconocido de inmediato. “El Punga”.

Al ser reconocido en las cámaras, se procedió a su inmediata captura y para ello los oficiales policiales llegaron hasta su domicilio en la población Domingo Contreras Gómez, donde fue arrestado por el robo al Servipag, aunque en su domicilio no se encontraron rastros del dinero del robo así como también los cigarrillos  “se hicieron humo”.

Pero se encontró en su poder un notebook, un disco duro y un pendrive que habían sido sustraídos de un vehículo estacionado en la Avenida Marconi el día domingo,  avaluados en 500 mil pesos.

Por lo que se agregó a su arresto el delito de receptación, siendo puesto a disposición del Ministerio Público.

Ayer martes, se realizó la audiencia de formalización de cargos, donde el fiscal Carlos Vargas solicitó la medida cautelar de prisión preventiva, la que fue otorgada por el tribunal. Además el juez decretó dos meses de plazo para la investigación.

Este delincuente habitual de tan sólo 19 años, tiene a su haber el increíble número de arrestos. 115 para ser exactos.

Si consideráramos que este individuo hubiese comenzado a delinquir a los 14 años, podríamos decir que en promedio ha sido arrestado cada 16 días durante los últimos 5 años de su vida.

En su currículo de robos figuran: robo con intimidación, robo en lugar habitado, robo por sorpresa y receptación, entre otros.

Afortunadamente, este delincuente estará fuera de las calles  y al menos por dos meses, Los Ángeles será una ciudad un poco menos insegura.