Harboe: “El Tribunal Constitucional ha intentado ejercer un rol de co-legislador que no parece adecuado”

Esta jornada el senador Felipe Harboe junto a los senadores miembros de la comisión de Constitución, Pedro Araya y Alfonso de Urresti, hicieron entrega de una carta al presidente del Senado, Andrés Zaldívar, para hacer presente sus observaciones frente a la intromisión del Tribunal Constitucional (TC) en las facultades legislativas del Congreso Nacional, lo que se vislumbró con las modificaciones que el tribunal realizó al proyecto de aborto en tres causales.

Los legisladores plantearon que la resolución del TC respecto a este proyecto siembra un precedente que pone en riesgo la legislación y la soberanía popular. “Esto ya se venía arrastrando a propósito de la ley Emilia y la ley de control de armas, donde el Tribunal Constitucional ha intentado ejercer un rol de co-legislador que no nos parece adecuado”, expuso el senador Harboe.

A razón de ello y para prevenir que este tipo de cosas pasen en el futuro, el legislador informó que se está trabajando en un proyecto de reforma constitucional “donde vamos a establecer una delimitación explícita de las funciones del TC, para que este y el gobierno que venga, no tenga que sufrir este tipo de situaciones y regulemos la convivencia y el respeto institucional.

“En democracia, las mayorías del Parlamento son las que deben prevalecer. Entendemos y valoramos que exista un tribunal que se encargue del control de constitucionalidad, pero nunca habíamos visto desde el retorno a la democracia, que un Tribunal Constitucional se arrogara facultades de legislar”, manifestó el senador PPD.

“Creemos que acá se han invadido competencias”, expresó por su parte De Urresti. “Nosotros dimos una interesante discusión en la comisión y se estableció una mayoría en orden a no consignar en el ordenamiento legal la objeción de conciencia institucional (…) Nos parece peligroso que el TC dentro de lo que no son sus atribuciones, se otorgue una capacidad de legislar, de establecer derechos y modificar mayorías parlamentarias”, planteó el legislador.

“Por eso vamos a iniciar un debate en el Senado, para regular este tipo de situaciones. Esto no es a propósito de este proyecto en particular, sino que es un precedente nefasto para efectos de la legislación y la soberanía popular”, agregó.

En la carta entregada al senador Zaldívar, los parlamentarios exponen una “invasión a las facultades propias del poder legislativo en la que ha incurrido el Tribunal Constitucional”, desglosando que el tribunal aludido viola su ámbito de competencias consistente en la expulsión de preceptos legales o impedir la incorporación de nuevas regulaciones. “No puede legislar directamente, como en este caso lo ha hecho”, se lee en el escrito.

“Creemos que por los hechos relatados, el Senado de la República debe analizar en una sesión especial las implicancias que tiene esta sentencia en el equilibrio de poderes institucionales y observar las reformas necesarias para impedir que el orden democrático y republicano quede relativizado por el activismo judicial, sea este de cualquier tipo de tendencia”, manifiestan los senadores en la carta.