Dos individuos borrachos fueron sorprendidos en Laja vendiendo cables de electricidad robados.

La Subcomisaría de Laja recibió un llamado denunciando a dos individuos que en evidente estado de intemperancia, se encontraban en la calle Los Álamos, esquina Las Lilas, ofreciendo a los transeúntes rollos de cables de electricidad, presuntamente robado.

Personal policial se acercó a las calles mencionadas, encontrando a los dos hombres, quienes al ser consultados por la procedencia de los cables, no dieron respuesta acerca de este hecho.

Tras las diligencias realizadas por Carabineros, se descubrió una denuncia de robo en lugar habitado, que incluía cables eléctricos entre las especies hurtadas, lo que coincide con lo que les fue decomisado a estos dos antisociales: 500 metros de cable libre halógeno. Ambos individuos, domiciliados en Laja, no presentan antecedentes anteriores y fueron puestos a disposición del Ministerio Público.