David venció a Goliat en su propia cancha. Iberia gana a Colo Colo y pasa a cuartos de final de la Copa Chile.

Cuando los colocolinos irónicamente comentaban en las redes sociales “Y ¿quién es Iberia?” ni siquiera se imaginaban que Iberia se reconocería este domingo como el equipo que los vencería dos veces en una misma semana, dejando fuera de la Copa Chile al equipo más popular de Chile.

Todo se inició el miércoles, cuando el equipo angelino dirigido por Luis Landeros dejara a los albos con la cola entre las piernas al dar vuelta el marcador y de ir perdiendo 2 a 0, conseguir un resultado final de 3 a 2, en el estadio Collao de Concepción.

Lo que no consiguiera otro de los grandes; derrotar a Colo Colo en su propio estadio, los azulgranas, apoyados por un pequeño grupo de angelinos quienes, esperanzados más que confiados, acompañaron al equipo de sus amores hasta el Monumental en Santiago.

A los cinco minutos del primer tiempo, las gargantas de los fanáticos angelinos vitorearon el primer gol. Braulio Baeza aprovechó de manera magistral el centro de Mauro Aguirre y tras un potente tiro que silenció las voces de los más de 12 mil hinchas albos, dio paso al maravillado grito de gol de un puñado de felices angelinos, que se dejó escuchar por todos los rincones del estadio.

El resto del primer tiempo, sólo se trató de intentos fallidos de los colocolinos por revertir la situación.

El entretiempo llegó con este 1 – 0 a favor del pequeño equipo de provincia.

En el segundo tiempo, la garra blanca tenía una sola meta, destruir a esos atrevidos provincianos y callarlos durante todo el partido. La superioridad alba en el dominio de la pelota les daba la razón, pero, los once jugadores provincianos, acostumbrados a mojar la camiseta por su casi desconocido club, dijeron otra cosa y a los 64 minutos Ruiz pone en peligro el arco albo, que fue salvado por Orión. Sólo dos minutos más tarde, aprovechando un rápido contragolpe, los iberianos, llegan hasta el terreno rival y a través de un centro de Diego Ruiz, nuevamente Baeza, logra sellar el partido con el 2 a 0.

El resto del encuentro se dividió entre vanos intentos de los albos de ordenar su juego y el rápido juego de los angelinos que buscaba mejorar el marcador.

El histórico partido de iberia quedará en los anales de la historia como el pequeño David venciendo en su propio terreno a Goliat y así Iberia pasa por primera vez en sus 84 años de carrera, a cuartos de final de la Copa Chile y de paso le regala a la provincia el deseo de soñar, demostrando que con garra, nada es imposible.

Por lo pronto tenemos la certeza que la próxima vez que en las redes pregunten “Y ¿quién es Iberia?” Ahora sí lo sabrán.