Personal de Educación Municipal recorrió establecimientos angelinos post temporal que azotó la provincia

En el marco del temporal de viento y lluvia que afecta a toda la región del Biobío y en particular a Los Ángeles, personal del departamento de obras de la Dirección de Administración de Educación Municipal, recorrió los establecimientos y verificó el estado de su infraestructura.

 Así se constataron algunas filtraciones y anegamientos en patios, además de otras complicaciones menores, que no han interrumpido el normal desarrollo de las clases.

 En el caso del Liceo Comercial, se registraron goteras en algunas salas de clases, debido a que no se han podido sellar, precisamente debido a la lluvia, las ventanas nuevas que instala una empresa contratista desde el pasado 14 de agosto, de acuerdo a un plan de mejoras comprometido por el municipio.

 Respecto al patio del mismo recinto, el DAEM mantiene en proceso –también debido a las condiciones meteorológicas- la habilitación de una canaleta para evacuar aguas lluvia, demanda que surgió del diálogo que mantienen con el Centro de Alumnos.

 En relación al Liceo de Llano Blanco que la semana pasada vio interrumpido el suministro de luz y por consiguiente de agua, éste se encuentra operando con normalidad.

 Así lo señaló la directora (r), Magdalena Vidal. “Desde el primer día de temporal se han tomado las medidas necesarias, según las instrucciones recibidas de nuestro sostenedor, el alcalde Esteban Krause. Se envió funcionarios de obras, los que trabajaron arduamente el fin de semana pasado para retomar con normalidad las clases”, sostuvo.

 Asimismo, la directora comunal agregó que debido al pronóstico del tiempo, durante toda la semana se estarán monitoreando los distintos establecimientos municipales para informar oportunamente a las comunidades escolares y atender las emergencias, especialmente de infraestructura y suministros de electricidad y de agua.