Vecinos y autoridades unieron fuerzas para oponerse a instalación de planta recicladora de plomados en Los Ángeles

En la jornada del sábado, desde las 15,30 horas, se desarrolló una reunión encuentro entre vecinos de Saltos de Laja, El Rosal y Villa Alegre con autoridades de la comuna. El objeto fue conversar en torno a la instalación de una planta de reciclaje de materiales plomados, proyecto que se encuentra en su proceso de evaluación ambiental. A la reunión asistieron cerca de cien vecinos, además del alcalde de la comuna, el concejal Víctor Salazar, el abogado y ex consejero regional Patricio Pinilla, el presidente de la Corporación de defensa de los recursos naturales y la vida de Bío Bío, Juan José Torres, entre otros.

El Alcalde Esteban Krause expresó su más profundo rechazo a la instalación d e la planta en la comuna, además de explicar el informe que le fue solicitado con relación al proyecto. Explicación que fue aceptada por la comunidad involucrada en la reunión. Se sumó el Concejal de Alto Bío Bío y representante de la comunidad Pehuenche de Laguna Verde, quien igualmente manifestó su oposición y la de sus representados.

Entre los que expusieron posiciones, el Abogado y ex consejero Patricio Pinilla, manifestó a Bío Red Noticias que “Esta planta que tiene una inversión de casi 10 millones de dólares implicaría la posibilidad de que todas las baterías que deben ser recicladas en nuestro país pudiesen llegar a la provincia de Bío Bío y principalmente a Los Ángeles para que se les saque el plomo. Con todas las consideraciones que tiene  el tener en la zona una planta tan dañina.  Nos comprometimos a colaborar, tanto desde la óptica de abogado, como ex consejero regional, en virtud de que conocemos los procedimientos en que son sometidos estos proyectos”.

Pinilla continuó diciendo que ahora es cuando se debe actuar ya que “Es en esta etapa en que tenemos la convicción que debemos hacer todas las fuerzas para las observaciones, expresar los rechazos e indicar los perjuicios que podría traer este tipo de planta. Este es el momento. La historia ha demostrado que una vez aprobado por el sistema de evaluación de impacto ambiental, es muy difícil mitigar sus perjuicios. Es muy difícil echarle abajo. Es ahora donde la ciudadanía tiene que reaccionar con mucha fuerza y así se lo hicimos ver a los vecinos”.

Otro de los presentes fue el concejal angelino Víctor Salazar, quien señaló a Bio Red Noticias:          “Yo había sido invitado ya hace dos semanas atrás por un grupo de vecinos del sector para tomar conocimiento de la instalación de una planta de tratamiento de residuos plomados. Citaron para hoy una reunión ampliada, donde había una importante concurrencia de vecinos, en que se tomó conocimiento formal sobre la instalación de esta planta y lo nefasto que es  para la comunidad. En mi caso manifesté mi más profundo rechazo a la instalación de la planta, además de cumplir con lo pedido, de ayudar a convencer a la gente del daño que produce el plomo en la salud de las personas. Lo anterior debido a que la empresa está haciendo un tremendo lobby, regalando cosas, implementación deportiva, en fin, para tratar de conseguir el beneplácito, porque los vecinos tienen que manifestarse”.

El concejal Salazar indicó que se está  a tiempo de acciones que logren impedir la instalación de la planta porque “Lo que pasa es que se habría ingresado recién el trámite para iniciar todo el proceso de estudio de evaluación de impacto ambiental. Lo que debemos lograr es que en dicho estudio, como dice la ley, esté la real opinión de los ciudadanos. Por lo tanto me parece bien que como ciudadanos de Los Ángeles nos manifestemos negativamente respecto a este tema.  Hay que tener un poco de cuidado de que haya dirigentes visibles, porque hemos conocido de otras experiencias en que aparecen miles de personas metiendo boche pero sin ningún orden”.

Uno de los que también tuvo tribuna, fue Juan José Torres, a quien consultamos su opinión y nos contestó diciendo: “Fui con el objetivo de obtener un pronunciamiento de las autoridades más cercanas que tenemos en la comuna: alcalde, concejales, consejeros regionales.

Este proyecto recién está iniciando el proceso de apertura, en cuanto al conocimiento tanto de los organismos públicos que suman más de 20, como también a la ciudadanía y a los habitantes de las localidades próximas a este proyecto. Por lo tanto la gran conclusión es que estamos a tiempo de oponernos, no solamente a nivel de autoridades, sino que  a nivel de ciudadanía en general, e una oposición técnica, política y ciudadana.

Nuestra posición es que estamos cambiando la matriz de la provincia. De una matriz agrícola y de seguridad alimentaria, la estamos transformando en una matriz industrial. Con eso estamos contaminando las aguas, estamos contaminando el aire y estamos en el fondo eliminando lo que nos da hoy día el sustento principal de la provincia que es el alimento y el uso de la tierra y del campo en general. Por lo tanto eso es mucho más grave que el que esta planta se instale. Lo grave es que las autoridades no se han dado cuenta de  que estamos cambiando la matriz de desarrollo de la provincia”.