“El gobierno pone en jaque el desarrollo de la industria apícola”

“El gobierno coloca en jaque el desarrollo de la producción de miel y afecta directamente a los pequeños y medianos productores  con la nueva Ley Apícola” afirmó el senador de la UDI, Víctor Pérez Varela, quien adelantó que rechazará esta iniciativa.

 El parlamentario sostuvo que “esta ley  no incorpora ni la protección ni el fomento de la actividad, sólo ha planteado normas de control sobre los apicultores, estableciendo un código sancionatoria que restringe el desarrollo de la actividad”.

 Pérez Varela dijo que “lamentablemente no se ha escuchado a los productores que en distintas instancias los apicultores expresaron sus opinión respecto a este proyecto, pero la autoridad no consideró estos planteamientos y hoy  hay dudas sobre el espíritu del texto y el contenido de la ley”.

 Insistió en que “básicamente lo que es inaceptable es  el carácter sancionatorio y la ambigüedad en materia de fomento y protección, ya que subsiste la incertidumbre respecto a trashumancia de colmenas”.

 El parlamentario sostuvo que “justamente lo que se requiere es fomentar la actividad apícola, y para eso lo que tenemos que hacer es apoyar a los pequeños y medianos productores, entregando incentivos, capacitación, etc., pero nada de eso hay en el proyecto de ley”.

 A juicio de Pérez Varela, “en el país, pero particularmente en las provincias de Biobío, Ñuble y Arauco, la apicultura es una actividad que se ha convertido en una verdadera alternativa económica y laboral en los sectores rurales”.

 Puntualizó que “tenemos además una gran variedad de miel que incluso mucha sale al mercado internacional, y es justamente esto lo que tenemos que seguir profundizando, buscando mejorar el producto”.

 Para eso, insistió, “resulta fundamental apoyar a los productores apícolas, que puedan incorporar tecnología,  tener más panales, y contar con una red de comercialización en el extranjero, pero eso no se logra con una ley punitiva y restrictiva, como la que se está planteando”.

 En opinión del senador de la UDI, “el proyecto de ley tiene muchos errores, lo que deja en evidencia que ha faltado análisis, y un debate más profundo con los expertos que considere todos los aspectos para el desarrollo de la actividad”.

 A todo lo anterior, “debemos sumar que existen un acceso limitado a los fondos públicos para el fomento de la actividad, lo que claramente pone en jaque a un millón de personas en todo el país que son pequeños o medianos productores, con un rango de 50 a 100 abejas cada uno”.

 En consecuencia, insistió, “estamos ante un muy mal proyecto de este gobierno que está en sus últimos meses y que no ha sido capaz, en cuatro años, de hacer un planteamiento que aborde con claridad y con sentido de futuro, una actividad que puede ser una alternativa de desarrollo para una parte del país”.