Consejeros Regionales de Biobío, en bloque, se oponen a la construcción de planta de tratamiento de plomo en la comuna.

Al igual que otros elementos utilizados por la humanidad durante muchos años, el plomo ha sido objeto de una fuerte polémica por los efectos adversos que su uso y manejo inadecuado han ocasionado en la salud de la población y en el medio ambiente. Sin embargo, es indiscutible que en algunos de los casos aún no se encuentra un sustituto, por lo que el manejo responsable es la clave para continuar aprovechando sus beneficios.

En Los Ángeles se tiene considerada la construcción de una planta de tratamiento de material aplomado, la que recibiría residuos de este nocivo y contaminante elemento. Serían mayoritariamente  baterías provenientes de todo Chile, principalmente de la zona norte del país, donde la gran minería chilena desechará todos estos artefactos inservibles enviándolos a la región del Biobío y específicamente a la comuna de Los Ángeles.

Pero fue rotundo el rechazo que tuvo la consulta que se les realizó a los Consejeros Regionales con respecto a la instalación de esta planta a sólo 10 minutos del centro de Los Ángeles.

A este respecto el Consejero Regional Javier Belloy, quien conversó con Bio Red Noticias mencionó que “He solicitado directamente en la sesión ordinaria del consejo regional que se nos explique quien es el responsable de determinar qué comunas son de sacrificio, porque realmente es inaceptable que, terrenos que pueden ser productivos agrícolamente, los estemos utilizando para guardar este tipo de materiales (…) no es posible que nuestra región comience a recibir material que viene de otras regiones y otras provincias dañando nuestros suelos y posiblemente nuestras napas.”

Aunque los consejeros regionales solo son informados, ya que no tienen poder resolutivo para detener la construcción de esta planta, todos los que han sido consultados están en absoluto desacuerdo de estas instalaciones en las cercanías de la capital provincial.

Por su  parte, Mariano Ruiz Esquide ha dicho que “Como consejeros regionales hemos levantado la voz en el consejo y hemos dicho no a esto y tenemos el apoyo del resto de los consejeros de la región respecto a este tema (…) Esta planta recibiría residuos de plomo que es uno de los productos más tóxicos que vienen desde todo Chile, especialmente del norte”

Los problemas de Reciclaje de plomo que podrían generarse, sobre todo en la cantidad de baterías que llegarían hasta este lugar es considerable, especialmente sabiendo que en Chile hay un parque automotriz de sobre 7 millones de vehículos y crece en un 4,4% anual. Si a esto agregamos que las baterías  se cambian  anualmente, podemos imaginar la cantidad de residuos que podrían llegar a la comuna.

El Consejero Ruiz Esquide también sostiene que “Tendremos problemas de contaminación ambiental con daño a las aguas superficiales porque ninguna planta va a cumplir con todas las normas. Y ese es otro problema que tenemos en Chile, cuando se instalan este tipo de plantas, no tenemos personal para estarla controlando y normalmente cuando están sobrepasados lo van a hacer de noche y no vamos a tener como supervisarlo.”

Ruiz Esquide concluye enfáticamente “Creo que es un error. Creo que tenemos que hacer todo el esfuerzo, porque la verdad es que el plomo, es un producto que no podemos tener en Los Ángeles y recibiéndolo de todo Chile.”

Por su parte, el consejero Jorge López manifestó que “Nos seguimos encontrando con sorpresas. No debemos permitir  la construcción de esa planta, que va a ser la segunda más grande de Chile y va a recibir millones de toneladas de materiales peligrosos, no solo de plomo. Yo creo que tanto el Alcalde como el concejo municipal debieran también participar activamente de esto. Creo que se debiera llamar a una consulta ciudadana para tener la impresión de la gente, que tiene mucho que decir en el tema”.

Mario Morales, consejero regional PS, indicó: “Nosotros no podemos patrocinar proyectos como este que se construyan en áreas sensibles de generar contaminación ambiental, que va en desmedro de la calidad de vida de nuestros vecinos. Más aún cuando la provincia de Bío Bío viene realizando un trabajo que pretende diversificar nuestra matriz productiva. En esa dirección hemos realizado un arduo trabajo, por ejemplo con China, donde hemos ido para tener un intercambio. Esta es una provincia que mira en esa dirección instalando plantas de certificación de fruta para la exportación. Por ello no vamos a patrocinar proyectos como este”.

El consejero regional RN Patricio Badilla señaló; “Desde un principio hemos manifestado nuestra preocupación, porque nos damos cuenta que nos estamos convirtiendo en una provincia recicladora de basura. Está el tema del tratamiento de lodos en Cabrero, el vertedero de Los Ángeles y ahora esta planta de tratamiento de plomados. No es una cantidad menor, porque se trata de 170 toneladas diarias de deshechos plomados y eso no es menor”.

En la jornada del jueves, el Alcalde Krause se refirió a esto en una transmisión por streaming, donde señaló que se realizó un informe que rechaza la construcción de la planta.

Krause indicó vehementemente su posición diciendo: “Nosotros no nos queremos convertir en otro Til Til. No queremos convertir nuestra comuna en un basural (…) Nosotros ya dimos nuestra opinión. La dimos a través de un informe al servicio de evaluación ambiental.

Ese informe fue desfavorable?

“Si, efectivamente. Nosotros creemos que no es la mejor opción la construcción de una planta recicladora (…) y menos en un lugar donde ya está impactado por un relleno sanitario. Creo que ahí hay una mala elección, hay una mala determinación de esta empresa. Nosotros vamos a hacer todo lo necesario para que esto no se construya”, concluyó.