Talentos rurales se lucieron en 1er Festival Escolar de La Voz Rural de Los Ángeles

Representantes de 17 establecimientos rurales de la comuna participaron en la primera versión del Festival Escolar de La voz Rural, que organizó la Primera Comisaría de Carabineros de Los Ángeles con la Dirección de Educación Municipal.

 Los participantes demostraron una alta calidad vocal dándole una difícil misión al jurado, integrado por docentes, Carabineros, funcionarios municipales y representantes de medios de comunicación, quienes se inclinaron por la alumna de Séptimo Básico de la escuela Chacayal Norte, Florencia Rubio.

 La ganadora no pudo contener la emoción cuando se la declaró triunfadora. “Cuando fui a recibir el premio no pude contener el llanto y cuando estaba cantando la canción también lloré un poquito porque nunca había ganado, entonces me siento viviendo algo nuevo. Estoy muy feliz”, señaló Florencia.

 Por su parte el Mayor de Carabineros, Leonardo Cárdenas, se mostró gratamente complacido con el alto nivel demostrado por los participantes. “Quedamos con la vara muy alta, totalmente satisfechos con los resultados, vimos alumnos con una calidad artística tremenda y pudimos descubrir algunos pequeños talentos que, si perseveran, en el tiempo podemos llegar a disfrutar de su presencia en nuestros escenarios nacionales. Esta actividad se origina a través de la constante labor que hace Carabineros con la comunidad”, sostuvo.

 Por su parte, la directora de Educación Municipal (S) Magdalena Vidal, señaló que esta actividad tuvo por objetivo fomentar expresiones artísticas, recreación y camaradería entre los niños de los establecimientos rurales, a quienes les cuesta un poco más participar de las actividades que se realizan en la ciudad. Por lo tanto, manifestó su total disposición para repetir esta iniciativa cada año y el compromiso permanente del alcalde Esteban Krause con la educación pública.

 Los restantes estudiantes distinguidos fueron el dúo de Mónica Pulgar y Brenda Taris, de la escuela Los Molinos, Fernanda Fuenzalida del Colegio San Lorenzo y los “charros” Sebastián Rebolledo y Joaquín Acevedo, de la escuela La Mancha.