Mujer sospechosa de robo accedió a la revisión de su hogar para demostrar que no tenía el artefacto buscado, pero le encontraron otra cosa.

Carabineros de la Sección de Investigación Policial (SIP) de Los Ángeles recibió información en torno a la tenencia de un artículo robado, por parte de una mujer domiciliada en la Villa Hermosa. Se trataba de un computador, el que habría sido sustraído desde un domicilio del sector norte de la ciudad.

Este artefacto había sido robado junto a otras especies, que habían sido avaluadas sobre los 3 millones de pesos, las que ya se habían recuperado. Sólo el computador no se había encontrado. Por esta razón cuando se recibió la información de la supuesta ubicación del equipo ordenador, personal policial se presentó de inmediato en el número 200 de la calle Esmeralda, en la Villa ubicada al norte de Los Ángeles.

Los oficiales, al llegar al domicilio  solicitaron el ingreso a una mujer que permanecía en el inmueble a lo que ella accedió sin problemas.

En el lugar no se encontró el artefacto buscado, pero, sobre el refrigerador se descubrió una bolsa de nylon que en su interior contenía un plato de loza, una cuchara, una hoja de afeitar, papeles cortados y otra bolsa con una sustancia que los oficiales reconocieron como pasta base.

La mujer, quien fue identificada con las iniciales G.G.L.M, de 43 años, pasó de ser detenida por faltas a la ley 19.077 a ser sancionada por la ley 20.000

Finalmente fue puesta a disposición del Ministerio Público.