Declaración pública del alcalde de Alto Biobío Nivaldo Piñaleo Llaulén, respecto a las afirmaciones de la ex candidata a concejala por Evópolis, señora Viviana Parra

Durante la madrugada del domingo 19 de julio, un grupo de encapuchados quemaron varias estructuras, maquinarias y a 5 caballos, pertenecientes al Fundo San Miguel. Además,  incendiaron una casa vacía perteneciente a un vecino de Ralco.

Esta acción de violencia merece todo mi repudio, ya que solo trae dolor a Alto Biobío, y resulta contraproducente para el buen vivir o Küme Mongen; por eso fui el primero en condenarlo. Asimismo, solidarizo y comparto la molestia y tristeza de las víctimas de este acto delictual.

Sin embargo, con sorpresa y dolor he leído las declaraciones realizadas por la ex candidata a concejala por Evópolis, señora Viviana Parra Salazar, al medio electrónico Bio Red Noticias, en donde me acusa de ser “uno de los principales precursores de esta situación (ataques violentos) acá en la comuna” y de apoyar “estas cosas aunque después en la prensa diga que él no apoya los actos de violencia”, así como de estar “alborotando a la gente e incentivándola a que haga este tipo de actos”.

Estas afirmaciones, irresponsables e ilícitas, desconocen que toda mi vida he trabajado para lograr una relación intercultural entre el mundo pehuenche y el occidental, creando relaciones equilibradas para convivir en armonía, con respeto. Prueba de esto es la integración en mis equipos de trabajo de personas pehuenche y no pehuenche.

Es cierto que continuamente estoy señalando por la radio local que es necesario recuperar, de forma pacífica, las aguas y las tierras que las comunidades pehuenche han habitado por miles de años. Sin embargo, en cada oportunidad que puedo, también afirmo que esta recuperación debe ser sin violencia, a plena luz del día, con la cara descubierta, usando las leyes vigentes, amparados en los tratados internacionales, con respeto; y con el profundo convencimiento y tranquilidad que nos entrega la certeza de que nuestra causa es justa.

Como prueba de lo anterior, se puede citar el trabajo fluido y constante que hemos realizado con la Gobernación, Conadi, Intendencia, Dirección General de Aguas, el Gobierno, empresas privadas, y con todo aquella institución y persona que desee lograr un desarrollo sustentable para Alto Biobío, con pertinencia cultural y en equilibrio con la naturaleza y sus espíritus.

Nuestro profundo convencimiento de que el camino correcto es el de la paz y el diálogo, puede constatarse en las múltiples instancias de trabajo en conjunto con instituciones de gobierno y privadas. Algunos ejemplos son:

1.- 46 regularizaciones y/o constituciones de derechos  de agua realizados durante el 2016. Se trata de regularizaciones a nombre de las comunidades y no a título individual. Esto para fortalecer y reinvindicar lo comunitario.                       

Estás 46 regularizaciones se encuentran en tribunales para que próximamente se pueda gestionar su término e inscripción conservatoria.   

2.- 30 regularizaciones y/o constituciones de derechos de agua durante este año. También a título comunitario.                

Ambos procesos como resultado de mesas de trabajo con Conadi, dga, la Municipalidad de Alto Biobío y este peñi alcalde.

3.- Participamos en la Comisión de Agricultura y en la Comisión de Recursos Hídricos del Senado, a propósito de la modificación del Código de Aguas. En esta instancia indicamos que los pueblos indígenas necesitan más plazo para regularizar las aguas de sus territorios, priorizando lo comunitario, para de esta forma ser parte de la discusión y del desarrollo de Chile.

4.- En junio recibimos con mucha alegría, de manos del Ministro Barraza, el lote 13 del fundo Queuco. Esta entrega culminó un proceso de conversaciones de más de 15 años y se realizó a través del Artículo 20B de la Ley Indígena 19.253. En el lugar, luego de celebrar una rogativa, absolutamente todos los dirigentes, junto a este alcalde, reiteramos nuestro deseo de recuperar las tierras de nuestros ancestros, pero siempre de forma pacífica. No hubo nadie que deseara lo contrario.

5.- Continuas reuniones con Enel, ex Endesa, para que la empresa multinacional devuelva a las comunidades terrenos y derechos de aguas que están a su nombre, de forma legal y ordenada.

Por todo esto, las declaraciones de la señora Viviana no solo son erróneas, sino que también equivocadas y constitutivas del delito de Injurias y calumnias con publicidad.

Sus palabras solo las podemos entender como una reacción emocional y destemplada en respuesta a la conmoción del acto delictual que sufrió, y en ese contexto, las entendemos y excusamos temporalmente. Por lo mismo, pasada ya la alteración de los primeros momentos, la invitamos a  retractarse públicamente de tan lamentables declaraciones.

La recuperación de la cordura y del respeto pasa necesariamente por reconocer los errores. Solo así podremos restablecer nuestros equilibrios y seguir resolviendo nuestras naturales diferencias, de forma civilizada.

Mientras tanto, la administración municipal que lidero seguirá en la senda de la recuperación de los derechos ancestrales a través de mecanismos amparados en la Ley, la Constitución y los tratados internacionales ratificados por Chile.

 

Atentamente,

Alcalde Nivaldo Piñaleo Llaulén.