Conductor que atropelló y dio muerte a una joven madre en Villa Galilea, tenía Prohibición de conducir.

Por Verónica Navarrete S.

Gerente de Medios RD3 Chile

El miércoles en la noche, los habitantes de la Villa Galilea, salieron de sus casas a ver qué había sucedido. El ruido de un fuerte impacto, los había sacado de la habitualidad de sus quehaceres.

Se encontraron con la terrible situación. Una joven mujer derribada en el piso. Su pequeñita, algunos metros más allá.

Las llamadas a Carabineros, a los centros de urgencia, debieron multiplicarse. Lo único que se esperaba, es que no fuera tan terrible como la dantesca escena lo hacía parecer.

Buscaron por todas partes el vehículo que había ocasionado tal desastre, pero no estaba. El conductor se había dado a la fuga.

En un frente distinto, la gente se unió en la búsqueda del paradero del conductor  y finalmente, dieron con un vehículo, con evidentes indicios de que había participado en un accidente de tránsito, informándolo al 133.

Carabineros hizo lo suyo, indagó y encontró al supuesto culpable a quien identificó con las iniciales L.G.V. de 25 años. Al realizar los exámenes de rigor se comprobó que el individuo tenía 1,40 gramos de alcohol en la sangre.

Los antecedentes dados por la policía indican que, el vehículo, un Mazda Artis beige del año 96,  tenía el parabrisas quebrado, le faltaba el retrovisor izquierdo y no tenía el parachoques, además mostraba restos orgánicos y daños compatibles con un atropello.

El sujeto fue encontrado finalmente por efectivos policiales, y se demostró que era el dueño del vehículo, porque este estaba a su nombre y además aún tenía en su poder las llaves del Mazda. El individuo conducía en evidente estado de ebriedad, los papeles del vehículo estaban vencidos y además tenía una Prohibición de Conducir, por ello no tenía licencia.

La suspensión condicional de un procedimiento es una institución procesal que permite que el proceso penal, aún sin sentenciasea suspendido, bajo condición de que el procesado sea sujeto a un término de prueba, en el que se le someterá a determinadas reglas de conducta, que cumplidas a cabalidad, extinguen la acción penal. Es aplicable en casos en los cuales la  pena es calificada como menos graves.

Es decir, el implicado estaba en un período de prueba, ya que anteriormente había cometido un crimen de similares características, pero como no tenía antecedentes anteriores, pudo acogerse a esta suspensión. Cuando decide conducir, y es sorprendido, como en este caso y con las consecuencias ya conocidas, a la presente causa, se agrega la anterior, al momento de ser formalizado por el delito que cometió, si es que es encontrado culpable.

La audiencia se realizó el jueves poco después de la una de la tarde, donde el Ministerio Público pidió ampliar el plazo de detención del individuo hasta el domingo, para esperar los informes y diligencias necesarias para esclarecer el caso. Entre estos informes, está la autopsia, que debe ser realizada a la mujer para determinar la causa de muerte y la determinación del lugar del accidente y sus causas.

También se solicitó la presencia del Labocar de Concepción, para determinar si fue ese vehículo realmente el que ocasionó el accidente fatal.

Si bien es cierto, todo esto marca la historia de un suceso lamentado por toda la comunidad angelina, ahora, para algunos queda el perdonar, para otros el odio. Somos seres divididos en nuestra forma de pensar con respecto a cómo debe pagar quien infringe la ley y mucho más aún quien se lleva consigo una vida. Cuando miramos las cosas de lejos pensamos de una manera. Pero cuando la vemos desde nuestra misma vereda, nos cuesta razonar y quisiéramos las penas del infierno para los que incurren en una falta que nos atañe directamente, que nos daña, que nos quita un ser querido.
Por ahora se debe esperar hasta el domingo, cuando se tenga la información de cómo sucedieron los hechos. Cuando los efectivos policiales tengan una respuesta a todo.
Yo por mi parte me quedo con la imagen de la pequeña. Pero lamentablemente no me puedo dejar de imaginar su rostro, al momento en que su madre fue arrebatada de su mano de un golpe, (literalmente y para siempre), por un ebrio que no sabía lo que significa la palabra PROHIBIDO…