Policía de Investigaciones, confirmó que la menor que falleció en Los Ángeles, fue víctima de maltrato.

El fin de semana se dio a conocer la noticia de la pequeña Milén Cancino Soto, de cuatro años, quien llegó al hospital Dr. Ríos Ruiz a consecuencia de una supuesta caída desde una escalera, la que ocasionó un traumatismo encéfalo craneano (TEC) que la mantuvo en la UCI pediátrica de dicho lugar, donde estuvo luchando entre la vida y la muerte, hasta las 20:00 horas del lunes pasado, en que finalmente falleció. Pero la investigación confirmaría otra cosa. La indagatoria indica que la pequeña tiene indicios de maltrato físico reiterado, atribuible a terceros. Fue la última golpiza que sufrió la pequeña la que, finalmente le ocasionó la muerte. La abuela; tenía la tuición legal de la niña, puesto que su madre está recluida en una cárcel en Santiago; y la pareja de ésta, sería el implicado en el maltrato a la menor. Este individuo, luego de sucedido el hecho, llevó a la menor al hospital y luego se presentó a la comisaría de Huépil, para dar cuenta del supuesto accidente. Fue en esa circunstancia que se descubrió que el individuo registraba órdenes de detención pendientes por el delito de hurto simple, emanadas del Ministerio Público de Santiago. El sujeto fue detenido y llevado hasta la capital, donde horas después, fue puesto en libertad. Lo que ha hecho imposible dar con su paradero. Las investigaciones, dan cuenta de constantes maltratos contra la menor, pero no existe ninguna denuncia realizada de parte de la familia. Aún se espera el resultado de la autopsia para saber si existió también algún tipo de agresión sexual sobre la pequeña. En este minuto las indagaciones se mantienen con el afán de dar con el imputado, quien debe responder ante este caso de homicidio.