“Javiera Blanco pasará a la historia”

Por René Núñez Ávila

Abogado y Profesor Universidad de Chile

Todos nos hemos preguntado por qué Javiera Blanco tiene una protección tan grande en el Gobierno.

El 9 de septiembre de 2016, la Cámara de Diputados rechazó la acusación constitucional contra la ministra de Justicia, por la crisis del Sename, impulsada por el diputado René Saffirio y que se basaba en tres capítulos: infringir la Constitución; dejar las leyes sin ejecución y haber comprometido gravemente el honor de la Nación.

Luego vino su nombramiento en el Consejo de Defensa del Estado. Mediante una carta abierta, con fecha 10 de febrero de 2017, la Asociación Nacional de Abogados del Consejo de Defensa del Estado (CDE) le escribió a la Presidenta Michelle Bachelet para darle a conocer su malestar por el nombramiento de Javiera Blanco como consejera de la institución. Esta decisión fue -en su momento- transversalmente criticada por todos los sectores políticos.

Ellos vieron con preocupación, dolor e impotencia como se denostaba el nombre del Consejo de Defensa del Estado en algunos medios de comunicación y redes sociales, en el marco del debate antes señalado. Le manifestaron que la facultad legal de nombrar a los Abogados Consejeros debe ser ejercida respetando dos aspectos que son esenciales. Primero, los Abogados Consejeros deben ser destacados abogados litigantes, con un vasto conocimiento y experiencia ante los tribunales de justicia. Segundo, se debía fomentar y privilegiar la carrera funcionaria, ya que existen abogados con una vasta experiencia profesional, excelentes litigantes y con una vida entregada al servicio, los que cumplen con creces los requisitos legales y cuentan con las competencias para asumir y ejercer adecuadamente el cargo de Abogado Consejero.

Ahora, el gobierno de la Presidente Bachelet logró evitar que la Cámara votara en contra del informe de la comisión Sename II, en el cual se le acusaba de “negligencias inexcusables” mientras fue Ministra de Estado. Tan solo dos párrafos donde era aludida pasó por encima de 500 hojas de un completo informe sobre la cruda realidad de los niños vulnerados del Sename.

Los medios de prensa señalan que son sus redes políticas, de amistad y afecto que la rodean la causa de esta protección.

Recordemos que fue ella quien libró al senador Guido Girardi de un parte policial en 2008, cuando este fue detenido por exceso de velocidad por dos uniformados mientras se dirigía al Congreso en Valparaíso.  Ella además fue Director Ejecutiva de Fundación Paz Ciudadana cuyo presidente era el fallecido dueño de El Mercurio don Agustín Edwards. Hoy supimos que recibe la asesoría del equipo de comunicaciones estratégicas de la empresa que preside Enrique Correa.

Pues bien, el nombre de Javiera Blanco pasará a la historia como un ejemplo nefasto de la política mezquina, de amiguismos, que no se preocupa de las personas comunes, que se alejan de la realidad social, propia de la política denostada, despreciada por muchos, aquella que se impone a diario, que decepciona, que frustra pero la que muchos deseamos que -algún día y por el bien del país-, cambie.