83 sumarios se han cursado en Bío Bío a locales de venta de alimentos por la nueva ley de rotulación, a un año de haberse implementado.

Con la presencia del Seremi de salud, el doctor Marcelo Careaga Lemus se llevó a cabo la ceremonia de celebración del aniversario número uno de la nueva ley de etiquetado. Diversos profesionales de la autoridad sanitaria recorrieron las salas explicando a los niños del colegio Beato Damián de Molokay de la comuna angelina, como preferir alimentos sanos para la salud. En el gimnasio del colegio se llevó a  cabo una muestra del beneficio que implica una alimentación saludable, donde los alumnos del colegio pudieron conversar con la máxima autoridad sanitaria de la región.

Consultado el Seremi por los 83 sumarios sanitarios efectuados a Colegios y Supermercados, señaló que: “El sumario es una investigación que se hace para ver si se cumple o no con un reglamento y en este caso con una ley. Tenemos 83 sumarios, divididos en porcentajes a establecimientos educacionales por el tema de los kioscos saludables y los otros a supermercados. Se está controlando el etiquetado, vale decir los 4 logos que tienen los alimentos, que tienen que estar exhibidos cumpliendo así la normativa. Dentro de lo que se les exige a los establecimientos educacionales es que no se puede vender ningún producto que este envasado y que tenga alguno de estos logos. Así como tampoco debe haber propaganda dirigida a menores de 14 años  de productos que estén sobre la norma exigida de sodio, grasas saturadas, etc. El sumario es lo menos importante, lo más importante es que está siendo evaluado sobre un 92% de la sociedad que esta ers una buena ley y que ya cumple un año. Así como también en encuestas realizadas por la Universidad de Chile, dicen que una de cada diez personas toman en cuenta estos logos de alto en”.

Por otro lado, Mauricio Careaga indico que se ha tenido una gran acogida en general de esta ley siendo cada vez es más frecuente que los consumidores cuando van al supermercado ya están apreciando estos logos prefiriendo los alimentos que no los tienen o que tienen uno de éstos y así discriminar. Vale decir, este instrumento ha sido altamente eficiente en poder seleccionar alimento con menores índices de elementos nocivos, como los azucares, las grasas saturadas y sodio.