“El sueño de muchos: el Paso Pichachén”

René Núñez Ávila                                                                                                                                   Abogado y profesor de la Universidad de Chile

En estos días hemos sido testigos de una disputa entre autoridades sobre el real avance del paso Pichachén.

Sin duda se trata de un proyecto que excede a las autoridades de turno ya que requiere el esfuerzo y trabajo de todos.

Se trata de un proyecto de integración que importa mucho a Argentina ya que busca la salida de sus productos por el Pacifico para remitirlos al mercado asiático. Ellos lo estudian y analizan como política de Estado ya que están haciendo lo mismo en el Paso Agua Negra – complejo fronterizo Juntas del Toro en donde se trabaja el paso internacional que unirá a ambos países para potenciar el desarrollo económico y turístico, con transporte de carga y pasajeros. La conexión entre ambos países unirá a la región de Coquimbo con la trasandina Provincia de San Juan. Sobre el financiamiento del proyecto, Chile y Argentina firmaron un acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para cubrir los costos que ascienden a los US$1.414 millones. Esta obra logrará una infraestructura que permitirá completar el trazado del corredor bioceánico central que conecta los puertos de Porto Alegre en Brasil y Coquimbo en Chile.

Si ello sucede por el norte, por el sur debemos seguir trabajando la conexión entre la región del Bio Bio con la trasandina Provincia de Neuquén. Debemos seguir reuniendo información, estudios y trabajos para también lograr completar el trazado del corredor bioceánico del sur que conecte al puerto de Lebu, sabiendo que las condiciones geográficas y de seguridad permiten hacerlo de mejor manera por el Paso Pichachén, en especial tratándose de productos gasíferos y petroleros de la cuenca neuquenina.

Por lo mismo, no cabe sino apoyar y agilizar los esfuerzos que están haciendo la actuales autoridades sabiendo que es un proyecto trasversal para el desarrollo estratégico regional y que deberá ser continuando por las nuevas autoridades, cualquiera sea el signo político del nuevo Gobierno. Los ciudadanos esperan que todas la autoridades (los 14 Alcaldes de las comunas por las que pasa la ruta que conecta Chile y Argentina a través del Paso Pichachén, sus Concejales, la Gobernación, la Intendencia, Ministerios, Cores, Diputados, Senadores,  etc.), trabajen unidas para lograr este objetivo común ya que sería un gran avance para el desarrollo de ambos países.