CESFAM Santa Fe apuesta por la cultura preventiva con simulacro de incendio

Aspectos a destacar y otros en los cuales seguir trabajando arrojó como resumen el simulacro de incendio desarrollado por el CESFAM Rural Santa Fe.

Con la activa participación de sus funcionarios y de su comunidad usuaria -más el apoyo de Carabineros, Bomberos y de otras entidades-, el objetivo fue ensayar el tipo y el tiempo de respuesta del establecimiento frente a una emergencia real, explicó Óscar Burgos, director de este centro de salud familiar.

“Es necesario tener un ciclo permanente de simulacros de evacuación dentro de los CESFAM, sobre todo en nuestro CESFAM Rural para tener la mejor gestión en la protección frente a eventos como el de hoy día, en que hemos simulado un incendio dentro del CESFAM. Pero también tenemos que prepararnos para un terremoto, tenemos que prepararnos para la emergencia química”.

Burgos indicó que estas acciones simuladas son muy necesarias desde el punto de vista de la consolidación de una “cultura preventiva” dirigida, en definitiva, a resguardar la seguridad de las personas.

“Lo muy positivo es que con esto integramos a la totalidad de los funcionarios, a organismos públicos -como Servicio de Salud, como Seremi de Salud, como nuestro mismo municipio a través de su encargado de Emergencias-, a la Asociación Chilena de Seguridad y a la comunidad toda porque hemos hecho este simulacro en un horario peak de atención ¿Qué nos permite? Prepararnos en el ámbito de visualizar las fortalezas y las debilidades”, añadió.

En ese sentido, destacó como un logro el poder aunar esfuerzos para llevar a cabo un simulacro que, incluso, tuvo “heridos”; y como algo a mejorar, incrementar la participación de los funcionarios y de la comunidad en este tipo de eventos.