De Preventiva Temprana a Amarilla pasa la alerta que se registra en la Provincia de BíoBío

La alerta preventiva temprana que partió el día miércoles y que se extendería lo que fuera necesario, según la ONEMI, se amplió a Alerta Amarilla, la que, según su propia descripción, “se establece cuando una amenaza crece en extensión y severidad, lo que lleva a suponer que no podrá ser controlada con los recursos locales habituales, debiendo alistarse los recursos necesarios para intervenir, de acuerdo a la evolución del evento destructivo.”

Afortunadamente la provincia del Biobío ha enfrentado de buena manera el frente de mal tiempo que desde ayer se registra en gran parte del país. Desde la gobernación se informó que ésta permanece en constante comunicación con las 14 municipalidades de la provincia, trabajando en conjunto, por lo que están en conocimiento de cualquier eventualidad que suceda en cada comuna.

En cuanto  a la conectividad, en términos generales no ha habido grandes problemas. Aunque no se ha estado exento de complicaciones. Por ejemplo algunas caídas de árboles que han impedido el paso por algunos momentos, pero se han tomado las medidas necesarias de manera inmediata. Lo más complejo se vivió en Alto Biobío, donde se produjo un corte de camino, aproximadamente a 7 km. al poniente del sector de Guayalí, donde la nieve obstruyó el acceso del bus a ese sector. Personal de vialidad se encuentra trabajando para despejar el camino y evitar que la población quede aislada.

Según el Gobernador Provincial, Luis Barceló “los albergues de ser necesarios, están debidamente coordinados, con la dirección provincial de educación y con las municipalidades respectivas. En general son las escuelas y colegios de cada comuna. Hasta el momento eso no ha sido necesario y no visualizamos por ahora que ello vaya a suceder”

Esta alerta se prolonga todo el fin de semana. Se espera que el sábado se mantenga el nivel de agua de hoy viernes, que según la oficina de emergencias, en las últimas 24 horas ha sido de 28.4 mm de precipitaciones; pero declinará el día domingo, esperándose, en esa jornada no más de 10 mm de agua caída, según el pronóstico que se tiene hasta ahora.

El Gobernador, consultado por las medidas de precaución que debe tomar la población sostuvo que “Yo creo que hay que hacer una vida normal, estamos acostumbrados en el sur chileno a este tipo de tempestades, pero siempre tomando las precauciones…todas las cosas de sentido común que la familia hace en resguardo de sus bienes y de su integridad física”

Con respecto al estero Quilque, el que podría presentar anegamiento por no haber sido drenado “Nosotros le hemos informado a la Municipalidad de los Ángeles que con alrededor de 70 mm de lluvia se puede producir un desborde en el estero  Quilque. Hemos estado coordinados en forma previa desde hace mucho tiempo con la Municipalidad para que hagan la limpieza que corresponda y eso es ya un tema privativo de ellos”

En cuanto a situaciones vividas en la ciudad de los Ángeles, tales como semáforos y alumbrado público apagados por acción del viento, las emergencias fueron resueltas por las empresas correspondientes. En este momento la ciudad vive una situación de normalidad.