Tenemos que ser capaces de evitar que los jóvenes ingresen a la carrera del delito

El senador Felipe Harboe junto al subsecretario de Prevención del Delito, Óscar Carrasco, y el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, asistió a la jornada de licenciatura del programa “Formación de Líderes en Seguridad”, donde  663 jóvenes de la comuna, de educación básica y media, fueron beneficiados.

El programa, que forma parte del Plan de Seguridad Pública de la Subsecretaría del Delito y en el cual se invirtieron 50 millones de pesos, busca fortalecer el capital social a nivel comunitario y estudiantil como factor protector de delitos e incivilidades, por medio de estrategias formativas y participativas orientadas a promover liderazgos territoriales y estudianetiles en la comuna de Chillán.

El senador Harboe valoró la iniciativa, apuntando a que las inversiones realizadas en este ítem mejoran la seguridad en el espacio público, expresando que “sin seguridad no hay libertad”.  

“En Chillán, los delitos principales se producen en las calles, por tanto, todo lo que sea asegurar, mejorar la iluminación, cámaras de vigilancia, alarmas comunitarias y capacitación, bienvenido sea (…) Tenemos que ser capaces de evitar que los jóvenes ingresen a la carrera del delito, del alcohol y las drogas, que muchas veces facilitan las llamadas incivilidades”  ”, agregó el parlamentario, quien felicitó al gobierno y al municipio por el lanzamiento del proyecto.

El subsecretario de Prevención del Delito, informó además que el plan, financiado por ellos y ejecutado por el municipio, se realiza  en 74 comunas a lo largo del país, destacando el éxito que ha alcanzado en prevención y vinculación de los ciudadanos con  las autoridades.

“El programa permite a los vecinos tener herramientas en temáticas de seguridad ciudadana y seguridad pública, y que se haga un vínculo directo entre la autoridad, las policías y el fiscal, en sus comunidades, teniendo como resultado gente más preparada, consciente en seguridad pública, y más colaborativa”, señaló Carrasco.

Por su parte, el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, agradeció el apoyo recibido por el plan, “donde la gente ha adquirido un protagonismo que era necesario”, indicando que de esta forma la seguridad de los vecinos “no depende sólo de la Policía de Investigaciones y de Carabineros, sino también de su propia organización; los aportes que se han hecho a través de este programa, las alarmas, cámaras de vigilancia y mejoras en iluminación. Son miles las familias que han sido favorecidas”