“Familia que roba unida, es arrestada unida” (la madre, una hija y un hijo)

Una madre y su hija paseaban tranquilamente por las calles de la ciudad de Los Ángeles, cuando Carabineros, quienes se encontraban haciendo un control preventivo en la intersección de las calles Rengo con Villagrán, se acercó a solicitar su documentación.

La más joven de las mujeres, identificada como C.E.M.C, de 22 años mantenía tres órdenes de detención vigentes por distintos delitos, seguramente fue esto lo que la motivó a tratar de escapar, corriendo por calle Rengo, con rumbo a Almagro. Con tan mala suerte que tropezó, cayendo con gran estruendo y golpeándose las rodillas.

Carabineros la detuvo y llevó al Hospital Dr. Víctor Ríos Ruiz  a la constatación de lesiones, donde se concluyó que, a pesar de las exageradas quejas de dolor de la delincuente, sólo tenía algunos raspones con la caída.

La madre de esta mujer, quien no opuso resistencia al arresto, fue identificada como A.C.S, de 51 años. Ella también mantenía una orden de detención vigente por hurto simple en el Juzgado de Garantía de los Ángeles de Enero del 2017 y otra, por el mismo delito, en la ciudad de Santiago, con fecha de Octubre de 2016.

Lo que ellas no alcanzaron a saber al momento de ser detenidas, es que B.E.G.C. hermano e hijo de las mujeres,  había sido detenido paralelamente a ellas, en otro punto cercano de la ciudad, donde otro grupo de  efectivos de la Sección de Investigación Policial realizaban un control de identidad en las calles de Lautaro y Almagro. Allí se encontraba este individuo de 28 años, quien al ser sometido al control de identidad por parte de la policía, resultó que mantenía una orden de detención vigente por el delito de receptación por el Juzgado de Garantía de Los Ángeles, con fecha 18 de Mayo de 2017.

Los tres fueron remitidos a los tribunales correspondientes.